domingo, 15 de noviembre de 2009

Recuerda

Recuerda los corales del helado mar en un Noviembre,
los colores claros que se escondían en sus poros
y el triste revoloteo de un pecesito purpura.

Recuerda el sabor salado en mis labios
y el blanco cal decantado de mis parpados,
Recuerda la sal ardiendo en tus ojos
y mi carcajada desencajada que sonaba y sonaba.

Recuerda nuestras huellas en la arena
y el 21 americano que calzaba,
Recuerda mis dedos flacos y largos
y la broma de Las manos de pianista.

Recuerda mi cuerpo esquelético eterno,
y sus 75 kilos imperfectos.

Recuerda mi costilla izquierda deforme,
y la facilidad con que se amoldó a las tuyas perfectas.

Recuerda la luna y los secretos que contaba,
y el contrato de complicidad limitada,
que por las noches te permitió ser confidente
y por los días sólo pretendía olvidar lo que le contabas.

Y recuerda, el océano extraviado que jamás encontramos,
los corales del helado mar de un Noviembre, el pecesito purpura
y el ancla amarrado en tu pie que te hundió en el oscuro y ondulado mar.


C.E.M.R.

2 cosas dichas:

Juan Águila Pérez dijo...

Que buen texto, me ha gustado mucho.

Hay imágenes que me resultan muy interesantes, las costillas, los kilos imperfectos. Temáticas quizás muy personales que has compartido con nosotros.

Un texto triste, personal, pero muy bueno. Mis felicitaciones.

Sandra dijo...

"y el contrato de complicidad limitada,
que por las noches te permitió ser confidente
y por los días sólo pretendía olvidar lo que le contabas."

extrañaba leerte Carlitos, tu estilo tan... tuyo! tan frío, mojado y azul.. ojaá con esas mismas características, escribas alguna vez algo más feliz.
Pero ni modo.. tenemos vocación de sufrimiento.. tan terriblemente latinoamericanos! jajaja! hey, tienes que venir a Chile antes del 2012! se me hace que el mundo se va a cabar y no quiero que sea sin darte un abrazo!
te quiero!
Ojalá pronto pueda enviarte una carta y algunas fotos :)
Besitos!